sábado, 5 de agosto de 2017

¡VAMOS ALACRANES!


Las competencias deportivas dejaron de atraerme. Me gustaban los mundiales de Fútbol hasta que esa magia se evaporó. Lo único que al presente me despierta interés de hincha es el equipo Alacrán de la Gendarmería Nacional en la Competencia Fuerzas Comando.  

Alacranes de Gendarmería Nacional durante una de las pruebas
de la Comptencia Fuerzas Comando 2017, celebrada en Paraguay. 

En el mes de Julio se llevó a cabo la XIII edición de la COMPETENCIA FUERZAS COMANDO que este año tuvo por sede a Paraguay. Se trata de un evento organizado por el Comando Sur de los Estados Unidos que reúne a fuerzas especiales de toda América en representación de 20 países.




Por la República Argentina participó el equipo del Escuadrón Alacrán de la Gendarmería Nacional, que finalizó la competencia en el 9º puesto, empatado en 2450 puntos con el equipo de El Salvador. Es decir que los Alacranes conservan el nivel de mitad de tabla para arriba logrado el año pasado en Perú, ocasión en la que obtuvieron el 7º puesto, igualado en 2540 puntos con el equipo chileno. El equipo de Colombia, que ganador de 8 ediciones se presentaba como favorito para ganar también en Paraguay, lideró la competencia pero en la última jornada fue superado por los hondureños. Es muy bueno que la competencia no tenga dueño, así que me alegra ver a Honduras pasar de segundo en Perú 2016 a primero en Paraguay 2017.

El equipo hondureño en la ceremonia de cierre.
Ganadores de la Competencia Fuerzas Comando 2017.

A lo largo de los años la Competencia Fuerzas Comando se ha tornado cada vez más exigente. Y en la búsqueda de la excelencia varios equipos se integran con componentes de distintas fuerzas especiales, convirtiéndose en auténticos seleccionados nacionales. Se tiene conciencia que tener un lugar destacado en las posiciones finales requiere bastante más que el máximo esfuerzo personal de los participantes con una preparación física y mental tal que, aún en condiciones de estrés, les permita hacer adecuado uso de sus capacidades. Aquí se enfrentan fuerzas de élite que ponen a prueba tanto su instrucción, como sus medios materiales y las técnicas que su mejor empleo requieren. Es siempre una gran oportunidad para ver, comparar y aprender.

Incluso si se tomase con un sentido estrictamente deportivo, la Competencia Fuerzas Comando es un evento apasionante que merece mayor cobertura y difusión. Sin una adecuada cobertura mediática, falencia de los organizadores, apenas unos pocos interesados hemos seguido (jornada a jornada) las alternativas de las distintas pruebas por medio de las redes sociales.

Claro que, más allá de lo que surge a primera vista, esta competencia también dice mucho sobre la institucionalidad de los distintos países. Y en ese sentido Argentina tiene un déficit que se constituye en obstáculo para que su equipo de Fuerzas Especiales pueda dar el salto de posicionarse y consolidarse dentro de los primeros cinco en las calificaciones. Eso es algo que excede el ámbito de la Gendarmería Nacional y también el objetivo de esta nota, pero es necesario decirlo para ponderar el esfuerzo con el que nuestros alacranes logran representar muy dignamente al país. 

En una pasada edición de esta misma competencia, los gendarmes dieron un emocionante ejemplo al cruzar la línea de llegada de una de las pruebas cargando, a hombros, al camarada que se había descompensado por la dura exigencia. A diferencia de otros equipos, eligieron resignar puntos antes que abandonar a uno de los suyos. Esa mística, forjada en Malvinas, es la que define el perfil del Escuadrón Alacrán.

Desde la ciudadanía hay que saber apreciar la importancia que tiene para la moral institucional de las fuerzas de seguridad la consideración de sus tropas de elite. Las fuerzas especiales, preparándose para dar respuesta en situaciones extremas, cumplen un rol motivacional sobre sus camaradas, son su selección, lo mejor de ellos. Y alcanzando extremos de profesionalización son tanto el ejemplo a emular como un faro para reclutar elementos con real vocación.

En el 2018 está previsto que la Competencia Fuerzas Comando se realice en Panamá. Y ya desde ahora:

¡VAMOS ALACRANES!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat